skip to the content

¿Qué es?

La diabetes (también llamada diabetes sacarina o diabetes mellitus) es una enfermedad caracterizada por la producción insuficiente de una hormona llamada «insulina», o por la disminución de la sensibilidad del organismo a dicha hormona. La insulina actúa como una llave que regula la entrada de glucosa en las células para su transformación en energía. Cuando falta la insulina, la glucosa se acumula en la sangre, con lo que aumenta la glucemia o concentración sanguínea de glucosa.

Se distinguen dos tipos principales de diabetes:

La diabetes de tipo 1 se debe a la destrucción de las células pancreáticas productoras de insulina. Esta forma de diabetes suele presentarse antes de los 30 años.

La diabetes de tipo 2, que se debe a la incapacidad del organismo para responder a la insulina, es mucho más frecuente (representa entre el 90% y el 95% de todos los casos de diabetes). Esta forma de diabetes afecta de forma casi exclusiva a los adultos.

Enfermedades asociadas y complicaciones:

A menudo, la diabetes de tipo 2 lleva aparejadas una serie de complicaciones que pueden dar lugar a una incapacidad permanente o incluso la muerte:

  • Enfermedades cardiovasculares.
  • Lesiones renales.
  • Lesiones neurales.
  • Enfermedades oculares y ceguera.
  • Enfermedades digestivas.
  • Síndrome del pie diabético, que puede obligar a una amputación.