Diferencias entre fármacos tradicionales y biotecnológicos

Los fármacos que se obtienen por procedimientos biotecnológicos presentan características específicas que los diferencian sensiblemente de aquellos que se obtienen por síntesis química (Fármacos Tradicionales o Clásicos) (Tabla 1).

Estas propiedades abarcan desde el proceso de investigación y producción hasta la conservación y la administración a los pacientes:

Los fármacos biotecnológicos no son intercambiables, y su acción clínica no se puede igualar a aquella producida por los fármacos innovadores. Están compuestos por moléculas complejas: no existe la posibilidad de equivalencia absoluta entre los fármacos biotecnológicos innovadores y sus fármacos biocomparables: los fármacos biotecnológicos son ÚNICOS.

Diferencias entre fármacos tradicionales y biotecnológicos

• Estructura tridimensional y caracterización. En los fármacos biotecnológicos la determinación de su estructura y propiedades fisicoquímicas es mucho más compleja, ya que afecta la pureza proteica y la actividad biológica.

• Estabilidad menor en los fármacos biotecnológicos: química (pueden sufrir procesos de oxidación, desaminación, ruptura de puentes de disulfuro, hidrólisis, etc) como física (agregación, adsorción, precipitación).

• En los fármacos biotecnológicos es importante la cadena de frío para el mantenimiento de su actividad.

• La vía de administración también marca una diferencia: La vía oral constituye un obstáculo para los fármacos biotecnológicos, debido a la presencia en el tracto digestivo de las enzimas proteolíticas. Las formas de administración son: vía intravenosa (IV), intramuscular (IM) o subcutánea (SC).