Nuestros principios

Todas las empresas y filiales de Roche respetan los siguientes principios básicos:

  • Roche condena cualquier forma de trabajo infantil o forzado. Roche tolera el empleo de jóvenes sólo cuando está permitido por la ley y únicamente bajo condiciones que aseguren su bienestar.
  • Roche no tolera ninguna forma de discriminación en el ambiente profesional por razones de raza, edad, color de piel, religión, estado civil, opción sexual, contenido cultural, discapacidad física o mental; las unidades de Roche no toleran ninguna forma de discriminación prohibida por las leyes o normas locales.
  • Roche no tolera ninguna forma de acoso sexual, físico o psicológico, ni violaciones a la dignidad y al respecto por los empleados en el ambiente de trabajo. Si un empleado es víctima de acoso, su supervisor o gerente tiene el deber de asegurar la resolución inmediata del problema. Los empleados deben informar inmediatamente a su superior o al Departamento de Recursos Humanos cualquier situación de acoso.
  • Roche respecta el derecho que tienen los empleados de afiliarse a asociaciones de empleados legalmente reconocidas y cumplirá las leyes referentes a su representación. Buscamos crear y mantener un diálogo abierto con los representantes de los empleados.
  • Roche tiene el compromiso de cumplir con todas las normas en el área de la salud y seguridad del trabajo, no solo respecto a sus empleados, sino también a aquellos potencialmente afectados por sus actividades. De la misma manera, los empleados deben cumplir con las normas ambientales, de salud y de seguridad vigentes en Roche.