Incentivo vital para la innovación

La innovación es la fuerza propulsora de Roche. Y seguirá siendo un factor esencial en la continua lucha contra muchas enfermedades aún incurables, incluso el cáncer, la enfermedad de Alzheimer y el SIDA. Como todas las empresas dedicadas a la investigación, Roche necesita de protección a las patentes para poder recuperar sus inversiones de largo plazo destinadas a la investigación de nuevas soluciones para problemas médicos y para seguir buscando innovaciones.

Sin las patentes y precios que incentiven avances reales, la innovación resulta imposible. Roche sabe que las patentes – y el nivel de precios de los medicamentos, necesario para sostener el desarrollo económico en el mundo industrializado – pueden constituir una de las muchas barreras al acceso de los países más pobres a los cuidados básicos de la salud. Por ello, adoptamos políticas de patentes para los Países Menos Desarrollados que son compatibles con la meta de garantizar a esas poblaciones el acceso a nuestros medicamentos.

Para llevar una nueva droga al mercado, son necesarias inversiones del orden de 1,000 millones de francos suizos y un período de 8 a 12 años de trabajo. Por lo tanto, un ambiente con condiciones estables a largo plazo es un requisito básico para la investigación y desarrollo. La adecuada protección a la propiedad intelectual tiene importancia fundamental. En varios países cuando una invención es patentada, la información relacionada se vuelve públicamente disponible y al inventor se le otorga el derecho de uso exclusivo de aquella invención por un determinado lapso.

En varios países, como la protección a la patente comienza en el momento en que la patente es otorgada, y no cuando la invención llega al mercado, el período de exclusividad y de comercialización (diferente de lo que ocurre con la exclusividad de las marcas, por ejemplo) es bastante limitado. La protección a la patente de una nueva droga, en general, se limita a 20 años y casi siempre expira 8 a 12 años después del lanzamiento del medicamento en el mercado. Las patentes garantizan que el mercado pueda operar, que el proceso de innovación no sea interrumpido y que continúen siendo desarrollados y lanzados al mercado nuevos y mejores productos.