Optimización del uso seguro de los productos Roche

Los medicamentos de Roche deben ser eficaces y confiables. Además, las personas que utilizan nuestros medicamentos deben estar seguras que se hace todo el esfuerzo posible para garantizar su calidad, con pruebas rigurosas, control constante y administración de los riesgos.

Siempre existe un elemento de riesgo involucrado en la introducción de un nuevo medicamento en el organismo. Por lo tanto, nunca se puede garantizar que un medicamento sea completamente seguro.

Todos los medicamentos pueden provocar efectos colaterales en algunos pacientes. Nuestro compromiso es brindar productos altamente eficaces, que mejoren la calidad de vida al mismo tiempo que minimizan los riesgos potenciales. Eso significa que debemos recolectar permanentemente información sobre los eventos adversos de nuestros medicamentos, a fin de evaluar y administrar los riegos de estos eventos adversos.

Nuestros prospectos e instructivos del medicamento informan claramente los riesgos potenciales, y si fuera necesario, también brindamos recomendaciones para la reducción de estos riesgos. Dicha información está disponible a partir de diversas fuentes. La más importante está en la prescripción, disponible para todos los médicos prescriptores. Además, se puede encontrar información para los pacientes en la mayoría de los envases de los medicamentos. La información para prescribir y la información para el paciente deben ser aprobadas por las autoridades regulatorias. Ellas ayudan a médicos y pacientes a decidir si los beneficios de un determinado medicamento superan los riesgos para pacientes individuales, y si son necesarias medidas específicas para reducir alguno de estos riesgos.

Reevaluamos el perfil de riesgo beneficio de todos nuestros productos, en base a informes de monitoreo de eventos adversos y, siempre que fuera necesario, actualizamos la información para prescribir el producto y la información para los pacientes. Este proceso de recolección de datos, vigilancia, investigación y  evaluación de eventos de un medicamento con el objetivo de identificar información de nuevas reacciones adversas y prevenir los daños en los pacientes se conoce como farmacovigilancia.

Sin embargo, en el mundo ideal, todo paciente debería recibir el tratamiento más adecuado para su enfermedad particular y para sus características personales. Los tratamientos deberían tener exactamente el efecto que se espera de ellos, sin impacto o con pocos efectos negativos sobre la calidad de vida del paciente. Teniendo esto en cuenta, Roche es pionera en la búsqueda de Medicina Personalizada y de tratamientos dirigidos. Nuestro objetivo es posibilitar que la atención médica sea cada vez más personalizada, ajustada a las necesidades individuales, por medio de medicamentos con mejor relación costo-eficacia, más diferenciados y dirigidos para cada caso.