Uno de los secretos del éxito de Roche es que se involucra con las comunidades en que la empresa actúa. Roche está comprometido con proyectos sustentables, innovadores, y con asociaciones que generan un ambiente de buena relación con la comunidad y respetan sus valores e identidad.

Para maximizar la relevancia y el impacto de los proyectos, en general caracterizados y administrados localmente, incentivamos a nuestros empleados a involucrarse en proyectos para sus comunidades, por la contribución que ellos pueden brindar y porque sabemos que el trabajo comunitario ofrece una experiencia enriquecedora.

Las unidades de Roche suelen prestar asistencia directa o financiera a:

  • Proyectos comunitarios que acercan los empleados.
  • Proyectos sociales o culturales locales apoyados por los empleados Roche.
  • Proyectos comunitarios en los cuales los empleados de Roche participan como voluntarios.

Roche promueve el voluntariado

Muchos empleados de Roche participan como trabajadores voluntarios en sus propias comunidades, contribuyendo con sus valores, tiempo y energía para programas sociales, instituciones de salud y escuelas. Roche apoya ese vínculo siempre que sea posible.

El voluntariado de los empleados en considerado como un motor de cambios positivos, pero Roche deliberadamente evita ejercer cualquier influencia sobre el tipo o volumen de trabajo voluntario de los empleados.

En todo el Grupo Roche existen situaciones en las cuales el trabajo comunitario de los empleados es favorecido por horarios de trabajo flexibles en la empresa y licencias otorgadas para ese fin. Cuando consideramos los posibles beneficiarios de donaciones, damos preferencia a los proyectos u organizaciones en donde los empleados de Roche están involucrados.

En la central del Grupo, en Basilea, un programa especial incentiva los empleados a involucrarse con proyectos de sus comunidades. Los empleados que dedican parte de su tiempo a una organización comunitaria sin fines de lucro en la región de Basilea, pueden solicitar una donación de Roche para esa organización. Las exigencias son que el empleado esté personalmente involucrado (Ej. trabajo voluntario regular), que no sea sólo un contribuyente financiero, y que el propósito de la organización sea concordante con las metas del Grupo y la política corporativa de donaciones.

Hasta 2006, las contribuciones de empleados para proyectos humanitarios - y todos los recursos suplementados o adicionados por Roche - han sido coordinadas por Re&Act (Fondo de Acciones Filantrópicas de los Empleados de Roche), una fundación creada en Basilea en 2005. La fundación seguirá coordinando el apoyo a las actividades de ayuda y reconstrucción y el uso de los recursos recaudados por Children"s Walk.